primera entrada

Y para ti... ¿Cuál sería la pregunta publica más relevante?

Este blog estará (lo pongo en futuro porque obviamente en este momento no hay nada) destinado a analizar las preguntas públicas (por publicas quiero dar a entender que acaparan la atención social del momento) con las que los medios masivos pretenden evadir o distorsionar la realidad en la que vivimos BIENVENIDOS

jueves, 16 de febrero de 2012

El valor de la muerte

Hoy en día existen diferentes maneras de dar el último adiós a tus seres queridos cuando fallecen,, entre la variedad religiones que existen, la predominante en México es la Religión católica, en esta la muerte significa el paso de la vida terrenal, hacia un “paraíso” (cielo) o un “averno” (infierno), dependiendo de las acciones realizadas ya sean buenas o malas en la vida de la persona.
El ritual para dar este paso, una vez muerta la persona, es mantener el cadáver una noche en un cuarto, recitar oraciones con el fin de guiar al alma hacia un buen camino acompañado de sus seres queridos.
Pero este ritual obviamente como todo en este sistema, incluye un gasto inesperado. En la actualidad existen muchísimas instituciones privadas y gubernamentales que ayudan a que este ritual se vuelva más fácil, lujoso u ostentoso para la familia.
Los Velatorio manejan paquetes que varían según  los servicios que este pueda llegar a proporcionar. Pero a donde se remontan estas prácticas que hacen que una persona pueda pagar hasta 500,000 pesos en el Distrito Federal por un difunto.

Velatorios costos y servicios.
Gracias al sistema capitalista imperante, no es de extrañar que al rededor de los rituales religiosos también existan intereses económicos para cada clase social. El negocio de los velatorios consiste en facilitar el proceso de organización, en caso de un fallecimiento o prevenir un deceso, en pocas palabras “pagas para organizar la muerte”. Entre los servicios proporcionados por estas agencias se pueden desglosar dos tipos.
Plan de necesidad inmediata: Como su nombre lo indica, este servicio está dirigido a las personas que necesitan una asistencia inmediata por una muerte inesperada.
Plan de Previsión: Este plan consiste en contratar los servicios funerarios por adelantado en caso de una muerte eventual, previendo los costos y eligiendo minuciosamente el plan que se utilizará cuando ocurra el deceso. Hay que hacer hincapié en que no solo las personas con familiares convalecientes o desahuciados acuden a estos servicios, también podrían traducirse como un seguro en caso de una muerte inesperada.

La diferencia más grande entres estos dos planes radica quizá en el precio, ya que siempre es más barato una muerte a prevención que una inesperada.
conocidas, inhumación (enterrar el cadáver) y cremación (quemar el cadáver).

Debido a las múltiples opciones que existen para velatorios en el Distrito Federal, nos limitamos a visitar cinco zonas representativas de la ciudad, oriente, centro y norte. Entre las funerarias visitadas se encuentran, Velatorios Gayosso sucursal Sullivan, VelatoriosFuneza sucursal Zaragoza, Velatorio del IMSS, Velatorios D´gante. Todos estos Velatorios incluyen el mismo plan de servicios, la diferencia radica en sus costos y en sus disposiciones materiales. Una vez escogido el plan requerido, se elige entre las maneras de proceder con el cadáver, existen dos formas que son las más conocidas, inhumación (enterrar el cadáver) y cremación (quemar el cadáver).

Los Velatorios Gayosso sucursal Sullivan ubicados en la colonia San Rafael, cuentan con 20 salas de velación y se distinguen por su elegancia, ostentosidad, y precios elevados. Con 136 años de existencia han formado parte de la historia cultural de los mexicanos, proporcionando sus servicios a personas reconocidas públicamente, su capacidad de atraer a un público de más alto nivel socio económico, se debe a sus ubicaciones estratégicas entre las mejores zonas de la capital, colonia del valle, San Rafael, Roma entre otras. Estos velatorios cuentan con el mismo servicio para todos los usuarios, traslado y arreglo estético, salas de velación, asesoría en trámites legales, servicio de cafetería, capilla y cementerio. La diferencia de precios se ubica en la el costo de la urna, o de el ataúd que se requiera, entre más elegantes y sofisticados sean, más caros cuestan. Un ataúd metálico tec-04 cuesta en previsión 45,000 pesos, mientras que si se requiere la urna para cenizas más económica, la Agentum hecha de latón tiene un precio de 13,000 pesos. En contraste los precios más altos se le atribuyen al ataúd Motrachet (en el que fue enterrada María Félix “La Doña”), hecho de fina caoba importada con incrustaciones de oro, con un costo de 460,000 de pesos en previsión y 490,000 en uso inmediato.



Es impresionante la variedad de precios que este negocio puede ofrecer, curiosamente solo existen ciertos servicios en general, y todo lo demás se deriva del precio del material que se requiera para inhumar o cremar el cuerpo. Las diferencias inmensas en cuanto a la cantidad de dinero que pueden pagar personas en Gayosso, y personas en los Velatorios del IMSS, nos recuerdan que pese a que son abiertas a todo público, no cualquier estrato social contrata esos servicios. Vivimos en una sociedad que hasta los muertos se pueden dar o abstener de lujos, realmente no importa si fuiste alguien bueno o malo, el ataúd más caro es el que habla al final, como dicen por ahí, “juntos pero no revueltos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario